Canarias me suena 4 (Folklore y Timple´90)

01 Canarias me suena_wm06 Canarias me suena_wm03 Canarias me suena_wm02 Canarias me suena_wm05 Canarias me suena_wm04 Canarias me suena_wmTítulo: Canarias me suena 4 (Folklore y Timple´90)

Autor: Ayatima, M° Dolores Santana de la Cruz, Aica-Maraga, Domingo Rodriguez Oramas, Alborada, Trío Timple

Año: 1991

Sello: DISCAN

Formato: Vinilo Long-play.

Deposito Legal: GC – 165 – 1991

Lista de Títulos: 

A1 La Pulga y el Piojo (Ayatima)

A2 El Diablo suelto (M° Dolores Santana de la Cruz)

A3 Malagueña (Aica-Maraga)

A4 Isa (Domingo Rodriguez Oramas)

A5 Folías, Seguidillas y Saltonas (Alborada)

A6 Malagueña (Domingo Rodríguez Oramas)

B1 Mazurca del Hierro (Aica-Maraga)

B2 Danza de los Enanos (Trío Timple)

B3 Berlina del Escobonal (Ayatima)

B4 Isas (Trío Timple)

B5 Isa Parrandera (Alborada)

B6 Preludio de J.S. BACH (M° Dolores Santana de la Cruz)

Edición: Manuel Ortego

Impresión: Iberofón S.A.

Créditos:

Arreglos: Domingo Rodríguez Oramas, Trío Timple, Mª Dolores Santana de la Cruz,

Portada: SAM2

Fotografía: Nacho Gonzalez

Notas:

Información Adicional:

Este disco contempla a los 3 finalistas del certamen de Folk tradicional canario como solistas de Timple del programa Juventud y Cultura 1990.

Por primera vez, en un trabajo discográfico aparecen Domingo Rodríguez  ‘El Colorao’, José Antonio Ramos ( Trío Timple ) y María Dolores Santana de la Cruz como solistas del timple.

Timples de ayer.

12744289_1543262309304979_8513704995405662108_n12745471_1543192062645337_19915972801031974_nDescripción: Orquesta de cuerdas dirigida por el Maestro Blas Sánchez (Guitar Consort)en París,Francia. En primer plano el maestro Blas Sánchez y Domingo Luis Rodriguez Oramas, junto a otros alumnos franceses. Se hacía desde música barroca,renacentista hasta más contemporánea.

Año: 1985-1986

Lugar: París,Francia.

Fuente: Domingo Luis Rodriguez Oramas.

Imagen usada con fines de divulgación y promoción del timple.

Crónica de la primera grabación de Timple y orquesta

Screenshot_2016-02-19-14-22-20En el año 1951 Néstor Álamo concede una entrevista a la Falange en la que relata la vicisitudes de la grabación por primera vez juntos,el Timple y una formación orquestal.

Ante la negativa de el director (el maestro Cisneros), se produjo la situación anecdótica de no tener preparado un músico que tocara el instrumento.

Néstor Álamo, tuvo que demostrar su conocido genio para que finalmente se incluyera.

El elegido fue Leocadio Machado  (periodista canario de origen Tinerfeño) que, a instancias de Agustín Miranda y Pancho Guerra; ya que los tres eran asiduos a una tertulia de isleños transterrados en Madrid,y en la que también participaba María Mérida, que terminaría por ser el germen del Hogar Canario en la capital.

IMG_20160219_162027

Leocadio Machado se  traslada a Madrid a vivir con veinte años, allí desarrollaría su carrera profesional llegando a ser director de programación de RNE y también escritor de temática vitivinícola.

Era un músico aficionado, tocaba el piano y era amante del folklore canario.

Falleció en 2009 a los 86 años.

La publicación del disco no se llevó a cabo hasta el año 1953, aunque su  grabación se realizó con anterioridad. ( entre el año 50-51)

…….. Ud. es un gran defensor del “timple”, ¿no es eso?

En estos discos grabados ahora, se introduce por vez primera el “timple” (el estupendo “timple” canario) en una gran orquesta. Recayó para mi el honor de haber logrado este triunfo. Para mi, para Agustín Miranda Junco y para Pancho Guerra.

– ¿Y eso?

He sido siempre un defensor feroz del “timple”; no de agora sino desde hace veinte y tantos años. Conociendo el auge que en Norteamérica tenía el “banjo” y el “ukelele” no me cabía en la cabeza que aquí perdiéramos la oportunidad del “timple”, que es absolutamente nuestro, aunque su forma sea similar al “ukelele”, con una cuerda más.

– ¿Hizo Ud. algo en favor del “timple”?

Cuando oí a Jeremías Umpierrez, ese maestro del “cameyiyo”, me produjo una impresión tremenda. Me convertí en una viga y media volví loco al pobre Jeremias acuciándolo para que redactara el primer método de “timple”.. ¡ y él me hizo caso !

– ¿ Y lo llevo a cabo?

Muchos se rieron de él. El maestro Pich Santasusana, de quién pidió apoyo por estar viviendo del pais, incluso le hizo dos o tres “feos” al pobre Jeremías y este se aburrió. Pero a mi me siguió en la cabeza lo del “timple” en una orquesta. Así que en Madrid impuse al maestro-director que mis canciones o con “timple” o con nada.

– ¿ Y este que le dijo?

Al principio que si, pero luego salieron las pegas, que el “timple” era vulgar, que era estridente, que era poco armónico, pobre, ¡ que sé yo !… Es decir, yo si lo sabía, pero sabía también que nuestro instrumento, en la noche, tiene un sonido que se le clava a uno en la nuca y le prenda y lleva tras su rasgueo ni más ni menos que el imán se lleva a la aguja. Asi que me “plante”.

– ¿ Las consecuencias?

Total, que el día de la grabación (domingo por mas señas) nos fuimos a la editora un grupo de canarios; con nosotros Agustin Miranda, que es más canario que yo, so es que esto es posible. Nevaba y hacía un frío del demonio. María Mérida llegó congestionada. Pancho Guerra, que me había alentado en mi lucha pro-“timple” me miraba con toda su desconfianza tirajanera. Pero yo no veía al “timple” ni al “timplista” por lado alguno.

Mis editores, que habian querido asistir también, me miraban extrañados. María Mérida iba poniendo paños calientes de un lado a otro y como en el futbol, (yo nunca he ido a él pero me lo imagino), se formaron dos bandos: de un lado los “timplistas”, y del otro lado músicos profesionales, enemigos declarados del “intrusismo” instrumental …

– ¿ Qué equipo marcó el primer gol?

Vera Ud. se grabó “Rubio y Alto”  sin timple, en un arreglo bellísimo, a gran orquesta de cuerdas, del maestro Cisneros. El maestro dijo: “Bien, pues a seguir con las otras”. (“Ni hablar” -Interpuse-  yo dije que  las canciones irían con “timple” o no irían).

 El hombre “se subió a la parra” . Los músicos en Madríd cobran por horas y calidades y habla allí no sé cuántos primeros premios del Conservatorio Nacional. Yo no me quedé atrás y empecé a dar golpes con un bastón de puño de plata que me había costado tres duros en el Rastro…

– Hombre la escena me va gustando…

María Mérida creyó que sus paños calientes  iban a precisar del árnica. Pero en esto saltó el estupendo diplomático que lleva Agustín Miranda dentro y se comprometió  -con Pancho Guerra- a buscar un “timple”… con su correspondiente “timplista” claro… Y a rodar por Madrid, bajo la nieve, en busca del “tercer hombre”… y nosotros a esperarlos naturalmente.

– ¿Lo consiguieron?

Tras hora y media llegaron. El “timplista” era ese magnífico Leocadio Machado que para mi es un César González Ruano lagunero. A los dos minutos, Leocadio (“timple” en mano)  era el dueño de la situación. Las canciones canarias que antes aparecían grises, sin nervio, dentro de la balumba orquestal, eran ahora alegres, pimpantes, llenas de color vital.

Todos (premios nacionales incluidos) lo reconocieron así, aunque yo creo que fué por espíritu de casta; a Leocadio, en aquellos días, le hablan dado la quinta parte del Premio Nacional del Teatro… Lo malo es que en la batalla perdimos una cuerda, porque los tinerfeños tocan el delicioso “cameyiyo” con solo cuatro y como Leocadio es de la otra banda…

– ¿En resumen?

Que bromas aparte, creo que el esas canciones gustan, se le debe en primer lugar a María Mérida, que las hace estupendamente —aunque yo no olvido la inimitable creación que de “Isla mía” hace Milagros Argüello) al “timple” y a Leocadio Machado, que al no sabe música tiene, como hace poco ha dicho María Rosa Alonso, muchos muchísimos bemoles….

 – Bromas aparte, ¿no es eso?

DECARLO

DSC_1652_wmDSC_1659_wm

Información obtenida de la Biografía de Néstor Álamo (Manolo González Ortega) y JABLE Archivo de Prensa Digital de la ULPGC.

Timples de ayer.

20091021131750140

12661875_1540403446257532_8042853255801871789_n

Descripción: Grupo de personas de parranda en un ventorrillo con motivo de las fiestas de San Ginés. De pie y tocando el timple, encontramos a Pedro Rodríguez Cabrera, más conocido como “El de Matilde”.
Municipio: Arrecife : 1951-1960
Propietario: Francisco Armas
Estado de conservación: Bueno Registro: 5643 Referencia: FA_0021

Imagen usada con fines de divulgación y promoción del timple.

Fantasía Canaria (Argelio Rojas)

01 Fantasia Canaria_wm04 Fantasia Canaria_wm02 Fantasia Canaria_wm03 Fantasia Canaria_wm

Título: Fantasía Canaria

Autor: Argelio Rojas

Año: 1968

Sello: Barnafon

Formato: Vinilo Long play

Deposito Legal: B. 12267 – 1968

Lista de Títulos:

A1 Fantasía Canaria (Arreglo Rojitas)

A2 Cielito Lindo

A3 La Marcha de los Timples (Argelio Rojas)

A4 Embustero y bailarín (Arreglo Rojitas)

A5 El Choclo

B1 El Sitio de Zaragoza (Arreglo Rojitas)

B2 Ramona

B3 Pájaro Chogüi

B4 Tema de Lara (Arreglo Rojitas)

B5 Romance Anónimo (Arreglo Rojitas)

B6 Tierra Canaria

Editado: Barnafon S.A.

Impresión:

Creditos:

Arreglos: Argelio Rojas

Portada:

Fotografía:

Notas:

Información Adicional: 

Productor Manuel Trujillo.

En los intérpretes más destacados de la esa decada era común un repertorio clasico mezclado con temas de nuestro folklore y ritmos Sudamericanos.

Este disco fue editado tambien con otra portada distinta, con una fotografía de la plaza de España.

 

El Timple de Oro. Historia del concurso al mejor intérprete (5a parte)

 El primer premio del año 1967 es para Nicolás Toledo mas conocido como “Colacho el zurdo” componente de la rondalla “Roque Nublo”

15-10-1967

ANOCHE FUERON ADJUDICADOS LOS “TIMPLES DE ORO” EN EL PUEBLO CANARIO

Como se viene realizando desde hace unos años, anoche tuvo lugar el concurso al mejor timplista canario, premio que otorga el Bodegón del Pueblo Canario, y en cuyos locales tuvo lugar el concurso.

El jurado estaba formado por Mary Sánchez y su esposo Maso Moreno; Casimiro Camacho, virtuoso del timple; Totollo Millares, también virtuoso del timple y el escritor y colaborador de el ECO DE CANARIAS, don Juan del Rio Ayala.

Los premios fueron otorgados así; Primer premio, “Timple de oro”, para señoritas, a Soledad Rodríguez, de 10 años de edad, que se presentó vistiendo el traje típico regional, interpretando una “Isa” con gran estilo a la vez que cantando adecuadamente.

Primer premio, “Timple de oro” para varones, correspondió a Nicolás Toledo, con una “Isa”, Nicolás Toledo es componente de la rondalla “Roque Nublo”.

Segundo Premio 1967
Segundo Premio 1967

Segundo premio, consistente en un timple de un afamado fabricate, a don Marcos Jesús Ramos, amateur, que interpretó unas Folías.

Tercer premio, correspondió a don Antonio Pérez Melian, amateur, que recibió el como galardón un obsequio de la casa Domecq.

Fue muy numerosa la concurrencia de público y el concurso constituyó, como todos los organizados por el Bodegón del Pueblo Canario, un rotundo éxito.

Agradecemos a Don Marcos Jesus Ramos Lasso por cedernos estas fotografías
Agradecemos a Don Marcos Jesus Ramos Lasso por cedernos estas fotografías

El Timple de Oro. Historia del concurso al mejor intérprete (4ra parte)

Dado el intéres obtenido en su primera edición en el año anterior, el 14 de Octubre de 1967 se celebra la segunda edición del concurso. Entre el jurado de ese año se encontrarían Casimiro Camacho, Totoyo Millares, Mary Sanchez y Maso Moreno.

27-09-1967

El Timple de oro

Don Antonio González Villalonga, propietario y regente del Bodegón del Pueblo Canario, es todo un asturiano de pura cepa, pero profundamente canarizado. De ello tenemos muchas pruebas a lo largo de su gerencia; desde su decidida colaboración con otros elementos para dotar al recinto muestra de burgo isleño, que ideara Néstor, de la necesaria salsa folklórica, hasta esta concepción e iniciativa, puramente suya, de ese concurso para revalorizar y exaltar al instrumento musical más genuinamente canario.

Y es curioso observar como, con toda la fuerza de una excepción, algunas veces las cosas no necesitan ni del atavismo ni del arraigo de los años para ser genuina, cuando ellas llevan en si la expresión sugeridora del sentir de un pueblo, o surgen ellas mismas como la floración del alma popular. Este es el caso del timple nacido ayer, entre fines del siglo pasado y este presente, y hoy convertido en el instrumento más estimado por el pueblo, por ser el más expresivo del sentimiento isleño. A alguien se le ocurrió, quizá, hacer una guitarra en miniatura, como el juguete y una mano diestra, guiada por el genio de la canariedad, supo arrancarle a sus cuerdas arpegios y rasgueos que rimaban sonoramente con la cadencia endechal de la folía o el grito vocinglero y bravio de la isla y ello bastó para que el canario lo hiciera preferentemente suyo, hasta el punto ahora, en las nuevas generaciones, raro es el muchacho o la muchacha que con mayor o menor perfección, no sepa tocar el timple, siendo muchos los verdaderamente virtuosos.

De “gallo quíquere” que canta retador en la alborada “califique cierta vez al timple” – y no me arrepiento de ello – cuando es él el que alza su voz pujante sobre el acompasado rumor de los demás instrumentos de la parranda, o en su cascabelero dialogar con la guitarra al socatre de la “ronda” de la amanecida en el “Timbeque”, o cuando se pone a decir amores en las serenatas. En una mala “comparancia”, quizá para la cual pido la disculpa de nuestro inciso vernáculo “dispensando la mon de señalar”, también dije que el timple es para Canarias lo que la guitarra hawaiana para casi nuestras antipodas de Pacífico y si ésta alli expresa el carácter dulzón – esto si que es aplatanamiento -, de hamaca colgada a la sombra de los cocoteros, de aquel dichoso archipiélago, el “camellillo” es aquí la sintesis de la socarronería, de la frase gráfica y burlona de la laboríosidad del canario en estas Islas Afortunadas.

Por eso es necesario que en este concurso se inscriba el mayor número de tañedores de timple – día vendrá en que se harán necesarias las eliminatorias – virtuosos o simples “furrungueadores” – ¿qué más da? -, no por ganar sino por resaltar y darle la mayor importancia a esta fiesta tan nuestra que tan felizmente organiza el Bodegón del Pueblo Canario, con la estimable y distinguida colaboración del Ayuntamiento de las Palmas y del Centro de Iniciativas y Turismo de Gran Canaria.

Juan del Rio Ayala

 

04-10-1967

 El día catorce, segunda edición del “Timple de Oro”

Con la participación de timplistas de ambos sexos, procedentes de toda la isla

Habrá también una exhibición de lucha canaria

 

Anoche tuvo lugar en el “Bodegón” del Pueblo Canario una rueda de prensa con el fin de informar a los medios informativos de la capital de los detalles más importantes en torno a la segunda edición del Concurso del “Timple de Oro” que aquel Bodegón instituyo con bastante éxito el pasado año y que el presente patrocinan la Delegación Provincial de Information y Turismo y el Centro de Iniciativas y Turismo de nuestra ciudad.

Junto con el director del citado establecimiento turistico, Sr González Villalonga, estuvieron los componentes de la comisión organizadora del concurso, señores Martinez Cabrera, Justino Toral, Hernández Afonso y por el CIT el señor Aznar.

Primero se hizo saber la fecha exacta de la celebración del festival o concurso: el sábado 14 de este mes en el marco incomparable del Pueblo Canario. Como en el pasado año, la finalidad de organizar este concurso no es otra que la propagación de nuestro típico instrumento canario musical.

A jucio de estos entusiastas organizadores, el timple debería tener mas adeptos y más intérpretes sobre todo entre la juventud, teniendo en cuenta que el “camellito” como vulgarmente se llama, viene a ser la representación “física” más genuina de nuestro folklore.

Las bases del concurso del “Timple del Año” 1967 son las siguientes:

Los concursantes de la capital como del interior que deseen concurrir, deberán efectuar la correspondiente inscripción en el Bodegón del Pueblo Canario antes del día 12 de Octubre.

El concurso será fallado en la misma noche que se celebre por un jurado y contra las decisiones del mismo no cabrá recurso alguno.

Los concursantes deberán interpretar auténticos aires canarios de Isas y Folías.

Cada concursante interpreterá aires  de Isas y Folías para optar a premio.

Las coplas o canciones que se interpretaran no podrán exceder de una por cada aire; han de ser de marcado carácter grancanario.

Cada concursante viene obligado de presentar al jurado nota de los aires canarios que van ha ejecutar, asi como nombre de los mismos y procedencia.

Se concederán los siguientes premios:

DOS PRIMEROS, MASCULINO Y FEMENINO DEL “TIMPLE DE ORO”.

A aquellos intérpretes que por su originalidad y pureza interpreten los aspectos del folklore grancanario.

SEGUNDO PREMIO – Un Timple de una famosa marca de la isla.

Como complemento de este concurso, para lo cual, se monta una fiesta típicamente canaria, aires folklóricos isleños y otra serie de manifestaciones típicas y genuinamente canarias. El jurado lo compondrán fíguras intimamente vinculadas con el instrumento musical y se ha pensado invitar para que lo formen a Totollo Millares, Casimiro Camacho, Gustavo Benitez, Mary Sanchez y su marido timplista de los “Bandana”, etc.

En fin para el 14 de este mes tendremos en el incomparable marco del “Pueblo Canario” otra edición más del “Timple de Oro”, una fiesta con puro y rico sabor isleño.

GONZALEZ – SOSA

 

Documentación obtenida de Jable. Archivo de prensa digital de la ULPGC.